PARTIDA TERCIOS 21-10-19. imperio Otomano contra el Estado Papal.

Responder
Avatar de Usuario
Gakis
Legatus Legionis
Legatus Legionis
Mensajes: 1300
Registrado: Dom Mar 01, 2015 9:55 pm

PARTIDA TERCIOS 21-10-19. imperio Otomano contra el Estado Papal.

Mensaje por Gakis » Lun Oct 21, 2019 8:25 pm

portada-liber-militum-400.jpg
portada-liber-militum-400.jpg (61.96 KiB) Visto 305 veces
portada-liber-militum-400.jpg
portada-liber-militum-400.jpg (61.96 KiB) Visto 305 veces
ANTECEDENTES HISTÓRICOS:

El Imperio Otomano surgió de uno de los numerosos pequeños estados que existían en Asia Menor y se aprovechó de la decadencia de la dinastía Selyúcida para aumentar su influencia en la zona. Los otomanos provenían de una etnia básicamente nómada que se dedicaba a la crianza de caballos y al comercio. Su contacto con otros pueblos musulmanes, hicieron que adoptaron la religión de Mahoma bajo la creencia suní.

El sultán con el que se inició la primera gran expansión del imperio fue Osmán I, de cuyo nombre deriva el apelativo de “otomano” (osmanlı en turco). Bajo el reinado del sultán Osmán, así como de otros posteriores como Orhan I, Murad I y Beyazit I, los otomanos fueron conquistando poco a poco otros pueblos y convirtiéndose en un estado poderoso.

Constantinopla fue la capital más importante del Imperio Otomano. Su conquista fue llevada a cabo por el sultán Mehmet II en el año 1453, tras numerosos intentos infructuosos por parte de diversos sultanes otomanos. La caída de Constantinopla supuso el fin del Imperio Romano de Oriente y además el suceso es considerado como el final de la Edad Media.

El máximo esplendor del imperio tuvo lugar durante los siglos XVI y XVII cuando los territorios dominados llegaron a ocupar tres continentes.

Se considera que la decadencia del imperio comienza tras la muerte en 1566 de Suleymán el Magnífico, quién es considerado como uno de los más grandes -sino el que más- sultanes en la historia del imperio.



HISTORIA DE LA PARTIDA:

Una noche rasa y fría daba paso a un alba que helaba el corazón. El turco había aprovechado la ocasión para hacer una incursión en tierra cristiana; sus pérfidas lenguas de fuego chasquearon con la primera luz, bombardeando las posiciones papales. El Santo Pontífice pidió regimientos voluntarios para ocupar el pasillo de la muerte, un corredor franco entre terreno escarpado y agreste, que iba a parar directamente a las endiabladas bocas de los cañones otomanos.

Gunthar von Fëldmarschen, el coronel mercenario de la caballería tudesca, insistió con vehemencia:
-"Cruzaremos el trecho más rápidos que la tormenta, llevando muerte y silencio a los cañones infieles que no dejan de tronar."

No había aún formado en orden cerrado el ejército católico, cuando los cascos de los caballos coraza resonaron al galope en el desfiladero; y enfrente aguardaba la muerte de bronce. Tres baterías de pesadas moles rociaron de plomo a la caballería alemana. Los caballos y jinetes volaron aquí y allá, desbaratando completamente a los escuadrones que atacaban, circunstancia que aprovecharon los jenízaros para adelantarse y rematar con salvas a los que aún no se habían dado la vuelta.

El Santo Padre ordenó con su diestra a sus fieles regimientos tapar el hueco y marchar por el desfiladero, mientras trataba con su zurda de reagrupar a los caballeros que se retiraban. Sólo un escuadrón de caballos coraza logró llegar al corazón del ejército otomano. Cargó contra una formación de turcos que simulaba retirarse, pero iba de cabeza a un brete urdido por los astutos rumelios, que cargaron con sus lanzas interceptando a los coraceros.

Pintaban bastos para los seguidores de Cristo, eclipsada la sagrada cruz por la execrable media luna. Sólo una victoria menor de un regimiento de la liga que ensartó en sus picas a unos incautos tártaros que se acercaron demasiado. La respuesta fue la masacre de un regimiento entero en el flanco izquierdo, muy castigado por la artillería. La élite jenízara no hizo prisioneros, degollando a los heridos y saqueando todo lo de valor que llevaran encima.

3a751700af9669075549bcc0ddb12d02.jpg

Aciaga era la hora, sólo un milagro podría revertir el desastre y convertirlo en gloria. Sin embargo, el Señor había escondido un as en la manga de su ministro pontificio: la caballería papal de Gerardo de Gambacorta había rebasado el frente por el flanco izquierdo, infiltrándose en la retaguardia jenízara. Cruzaron la retaguardia con la ira y la protección del Altísimo, sin que las balas alcanzaran apenas a herir a jinete o montura. Y cargaron. Cargaron con la furia divina, descargando el mazo de la fe sobre la perfidia del infiel. Los turcos al verse copados abandonaron sus cañones profiriendo chillidos cual almas poseídas por el diablo. Al fin el silencio se hizo en el valle de plomo, mudos e inermes los cañones.

Pero la hora de los héroes estaba por llegar, la hora del milagro verdadero que se obra en los caballeros de férrea fe y gallarda determinación. Las trompetas de plata sonaron tocando a carga a los coraceros de la guardia pontificia. Darían la puntilla a otra de las baterías que derramaba infiernos, mandando de vuelta al averno a sus dotaciones. En ese momento reveló otro ardid del turco, interceptando por la retaguardia sus jenízaros a los caballos coraza antes de que se lanzaran a la carga, aunque no esperaban lo que estaba por acaecerles: la retaguardia hizo frente a su embate, y no sólo les rechazó en inferioridad manifiesta, si no que con ímpetu persiguió a los anonadados turcos, que huyeron, aplastados a decenas bajo los pesados cascos.

1f90ac5ddbf54666564fa66b7eade34e.jpg


Este golpe fue demasiado para el turco, que ordenó una retirada ordenada de sus hordas impías, ante el ímpetu renovado con el que arremetía las menguadas tropas católicas. La Luz del Señor ahuyentó finalmente a las bestias de belcebú, que ahora navegan lamiéndose las heridas, de vuelta a su harem, buscando el consuelo de sus rameras.

LA BATALLA:


El despliegue....


despliegue.jpg
despliegue2.jpg
despliegue3.jpg
despliegue4.jpg


La partida....
batalla1.jpg
batalla2.jpg
batalla3.jpg
Wyrd bid ful araed....

Avatar de Usuario
Gakis
Legatus Legionis
Legatus Legionis
Mensajes: 1300
Registrado: Dom Mar 01, 2015 9:55 pm

Re: PARTIDA TERCIOS 21-10-19. imperio Otomano contra el Estado Papal.

Mensaje por Gakis » Lun Oct 21, 2019 8:28 pm

Si quieres saber más sobre el juego:

viewtopic.php?f=49&t=6852&p=44858&hilit ... B1a#p44858
Wyrd bid ful araed....

Avatar de Usuario
diegorg
Dictador
Dictador
Mensajes: 3315
Registrado: Mié Dic 17, 2008 7:42 pm

Re: PARTIDA TERCIOS 21-10-19. imperio Otomano contra el Estado Papal.

Mensaje por diegorg » Lun Oct 21, 2019 9:54 pm

Partidaca , me ha encantado la partida de hoy de tercios
hoy lo veo mas claro que nunca, no hay nada como disfrutar de los placeres que da una vida sencilla

Imagen
http://www.pintamosminiaturas.com

Avatar de Usuario
ErhardRaus
Recluta
Recluta
Mensajes: 12
Registrado: Dom Ago 27, 2017 7:19 pm

Re: PARTIDA TERCIOS 21-10-19. imperio Otomano contra el Estado Papal.

Mensaje por ErhardRaus » Mié Oct 23, 2019 5:53 pm

que envidia!!!! cada dia lo tengo mas claro, que quiero hacerme con algo de tercios, tiene muy buena pinta el juego.
"No existe nada como la ofensiva de caracol".

Andres Cruz

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado